¿Vas a rodar tu primer Gran Fondo? te contamos cómo te debes alimentar antes.

Correr tu primer Gran Fondo debería ser una experiencia para recordar de manera grata; para que esto se cumpla, debes cuidar ciertos aspectos claves, uno de estos es la nutrición.

Lo primero que debes tener en cuenta es que hacer este gran recorrido ciclístico no solo requiere entrenamiento físico, sino también nutrir bien tu principal herramienta, tu cuerpo.

Presta atención a lo que comes, pues en palabras básicas lo que comes será la energía que tendrás durante la rodada. Recuerda que estos son consejos, nuestra principal recomendación siempre será que visites un nutricionista que cree una dieta especial para ti y tus requerimientos según la distancia que vayas a rodar en tu primer Gran Fondo.

Para la preparación previa te sugerimos aumentar la ingesta de hidratos de carbono complejos, prefiere siempre los de alta calidad como:

  • Quínoa
  • Arroz integral
  • Avena integral
  • Papas

Estos te harán sentir más satisfecho. El organismo tarda más en su digestión, por lo tanto te ayudarán a conseguir energía de forma constante. No dejes a un lado la ingesta de proteínas y grasas, pues estas también ayudarán a tu rendimiento en tu primer Gran Fondo.

En su mayoría este tipo de eventos ciclísticos comienzan muy temprano, nunca omitas el desayuno, pues este será una fuente energética importante para tu rendimiento en tu primer Gran Fondo; ingiere este grupo de alimentos dos horas antes, así no te sentirás pesado.

Máximo una hora antes de emprender la travesía ingiere una fruta o barra energética,esta deberá ser tu segunda ingesta alimenticia antes de tu primer Gran Fondo.

En medio de la travesía

Te sugerimos comer algo ligero cada 45 minutos, para esto tienes muchas opciones: frutos secos, barritas, geles o algo de fruta. No dejes a un lado la hidratación y aunque lo más indicado deberá ser el agua, puedes incluir bebidas deportivas, energéticas o isotónicas. Para no sentir molestia, bebe poco pero con mayor frecuencia.

Llegar a la meta no puede hacerte olvidar de la alimentación, tu cuerpo tiene hasta dos horas luego de bajarte de la bicicleta para recuperarse totalmente. En este tiempo tu organismo es más receptivo, por lo tanto debes aprovechar e ingerir alimentos que ayuden a la recuperación.

Lo primero es hidratarse, aunque durante la ruta lo hiciste, es en este momento donde todo el tiempo que pasaste bajo el sol podrá pasarte factura, por lo tanto ¡Hidrátate! e ingiere hidratos de carbono simples como frutas, verduras o zumos. Este tipo de alimentos se absorben rápidamente y proporcionan energía casi de forma inmediata.

Al momento de sentarte a la mesa y almorzar o cenar luego de rodar tu primer Gran Fondo te aconsejamos darle importancia a las proteínas, así te aseguras que tus músculos se regeneren. Incluye también más carbohidratos complejos y verduras.

Para poder cumplir con estas pautas mínimas de alimentación te sugerimos siempre tener una buena planeación, sé precavido y compra todo lo necesario para este gran día con tiempo, en Tienda Bici podrás encontrar accesorios necesarios y otras buenas opciones para hidratarte como geles.

El día antes de la gran rodada

Cuando tengas todo comprado, separa las cantidades indicadas para los snacks de ruta, en bolsas herméticas. Puedes guardar los frutos secos y frutas en pequeñas porciones; de esta manera evitas contratiempos cuando desees comer.

Nuestra última recomendación es que estimes más snacks de los necesarios, así garantizas que cada kilómetro que hagas puedas disfrutarlo sabiendo que tu alimentación está lista. Además si llevas algo de más puedes compartirlo con algún compañero.

Deja un comentario