Guía para llevar tu bici a un evento de ciclismo

evento de ciclismo

Viajar a cualquier evento de ciclismo supone un esfuerzo desde muchos sentidos, desde el económico, en tiempo y desde el punto de vista logístico. Este último tiene que ver con alojamientos y desplazamientos particularmente; sin embargo hay otro asunto que en nuestro caso es muy relevante: el transporte de la bici.

Sin duda cuando nos movemos a otra ciudad con nuestra fiel compañera hacemos todo lo posible para que llegue a su destino sin el más mínimo rasguño. Hace algunos años el transporte de una bicicleta era complicado pero hoy con unos simples pasos no hay de qué preocuparse.

4 tips para llevar tu bici a cualquier evento de ciclismo

1. Llamar a la aerolínea

Si piensas ir a un evento de ciclismo lo primero que haces es comprar el tiquete aéreo; pues comienza por ahí. Consulta los términos y condiciones para llevar tu bici contigo, ya que pueden variar de empresa a empresa, y de si el vuelo es local o internacional. Ten en cuenta si tienes derecho a llevar una pieza de equipo deportivo, cuáles son las restricciones de peso y dimensiones, y si la aerolínea posee normas específicas para cargar bicicletas.

2. Usar maleta o envoltorio

Para el transporte de bicis hay varias opciones. Las más usadas son:

  • Maletas rígidas: son las que ofrecen mayor nivel de protección contra impactos y por tanto las más recomendadas. Como puntos en contra tiene que no son las más livianas ni las más pequeñas.
  • Maletas blandas: son una alternativa más económica que la maleta rígida y por tanto su capacidad de protección es menor; no obstante su bordes acolchados brindan un cuidado suficiente. Por supuesto son más livianas que su contraparte dura y tienen la gran ventaja de que se pueden doblar cuando se llega a destino.
  • Caja de cartón: sin duda es la opción más económica; basta con ir a una tienda y pedir regalada una. Y si tienes suerte te darán una con todo el material de protección con el que viene una bicicleta nueva como protector de tijeras, tapones y protectores para el marco. Lo malo, solo sirve para unos pocos desplazamientos.
  • Plástico: a primera vista no parece la elección más adecuada pero hay un truco; cuando el personal de aeropuertos ve que lo que mueven es una bicicleta son mucho más cuidadosos. Resulta tan seguro este método que ya existen empresas que hacen bolsas especializadas.

3. Llevar consigo las herramientas básicas

La primera condición para llevar una bici por transporte aéreo es que vaya desarmada. Por tal razón debes llevar en el equipaje personal la herramienta básica para desarmarla antes y rearmarla cuando llegues al evento de ciclismo. Generalmente una llave de pedal y un juego de llaves Allen son suficientes. Una posibilidad frente a hacer todo el trabajo por cuenta propia es ir a un taller.

4. Preparar la bicicleta para volar

Debes comenzar por desarmar la bicicleta, obvio. Esto con el fin de reducir dimensiones básicamente. Los componentes ha desmontar son manubrio, pedales, ruedas, trasera si es necesario; y desviador trasero. Luego es recomendable proteger el marco con plástico de burbujas. Aquí hay que prestar especial atención a las partes que pueden romper el empaque como las tijeras, los dropouts, la caña y la tija del manubrio; también a aquellas importantes como los desviadores.

Por último, debes meter la bici en la maleta, caja o bolsa vigilando de que no tenga huecos o que queden partes expuestas. Asimismo es importante asegurarse que quede bien cerrado y etiquetar con tu datos. Un adhesivo de “Frágil” nunca sobra.

Si vas para un evento de ciclismo como el Gran Fondo Antioquia 2019 sigue estos consejos para que tu bici llegue en perfectas condiciones. ¡La felicidad en la ruta nos espera!

Deja un comentario