Ciclismo de ruta: lesiones comunes entre los novatos y cómo evitarlas

ciclismo de ruta

Llegan las vacaciones y es una de las épocas que las personas eligen para comenzar en el ciclismo de ruta. Es un espacio de tiempo que muchos aprovechan para comprar o poner a punto su bicicleta, hacer sus primeras rodadas y cogerle amor al deporte que nos apasiona en La Ruta Colombia SURA.

Como en cualquier deporte, el inicio en el ciclismo de ruta puede ser difícil. Razones como falta de estado físico, no tener con quién rodar o simple pereza son los primeros obstáculos. No obstante hay una situación que puede acabar con todo el entusiasmo de tajo: una lesión. Las más recurrentes entre los principiantes son las relacionadas con las rodillas y la espalda; las cuales se asocian a la mala postura en la bici. Nada que no pueda prevenirse.

La principal causa de estas lesiones es la falta de adaptación del cuerpo a la postura sobre la bicicleta. Los dolores más comunes que aparecen son las molestias musculares, articulares y la tendinitis. Para evitar estas dolencias les tenemos dos consejos básicos: realizar un estudio biométrico para conseguir la ergonomía perfecta sobre la bici y mejorar el rendimiento. El otro es hacer un buen trabajo muscular previo al inicio en el ciclismo de ruta para que el cuerpo se adapte más rápido y no sufra fallo por descompensación.

Sin bien estas dos medidas son claves, aún pueden presentarse algunos trastornos. Los más comunes son:

Lumbalgias

Por lo general son producidas por falta de tonificación o por una mala biomecánica de la bicicleta. El responsable suele ser una mala posición del manillar: demasiado bajo o demasiado alto; lo cual hace que la cadera rote demasiado sobre sillín.

Cómo evitarla: fortalecer glúteos, abdomen y zona lumbar con ejercicios específicos para el ciclismo.

Tendinitis

Sin dudas esta es una de las lesiones más comunes en ciclismo de ruta. Una de ellas es la tendinitis en la pata de ganso, que es una inflamación en la inserción de la rodilla en la cara interna posterior donde se insertan el sartorio, el recto anterior y el semitendinoso.

Cómo evitarla: hacer un completo estudio de la marcha y la pisada; ya que con él se determina cuál es el grado de apoyo y se define el tratamiento con plantillas personalizadas. Como medida adicional se debe reforzar la musculatura inferior.

Otro tipo de tendinitis que tiende a presentarse es la rotuliana. Esta aparece en la mayoría de los casos por una excesiva tensión en la parte anterior de la rodilla. Su aparición se da casi siempre por mala colocación de las calas o una inadecuada altura del sillín.

Cómo evitarla: hacer un ajuste biomecánico.

Adormecimiento de manos

El adormecimiento de manos o de uno o varios dedos, es una de las molestias más comunes entre los ciclistas y a su vez una de la que menos atención recibe. Su existencia se atribuye a llevar el manillar demasiado alejado y el sillín muy retrasado. En otras palabras, es la enorme carga de peso sobre la manos su causante.

Cómo evitarla: equilibrar cargas entre manillar y sillín.

En el ciclismo de ruta, como en cualquier deporte, suelen presentarse pequeños traumatismos cuando se inicia su práctica pero ninguno de gravedad. En el caso de los que disfrutamos de la ruta con un simple estudio biomecánico los podemos sortear.

Además en bici siempre es más la felicidad que el sufrimiento, ¡Sal a la ruta y compruébalo!

 

 

Port Relacionados

Deja un comentario